El Laboratorio de Análisis Microbiológico y el Laboratorio de Análisis Fisicoquímico son las herramientas clave para garantizar a las industrias del ámbito alimentario que el producto final cumple con los requisitos establecidos en la legislación en lo referente a recuentos microbiológicos y a etiquetado. La mayoría de los análisis se realizan utilizando el método de referencia y siguiendo las normas ISO correspondientes.

Las sinergías con los otros laboratorios de la planta, los años de experiencia, la posibilidad de poder desplazarnos a la empresa para recoger muestras o hacer determinados análisis in situ caracterizan la calidad de los servicios que ofertamos.

El Laboratorio de Análisis Microbiológico ofrece un amplio abanico de análisis que permiten:

  • Asegurar la inocuidad de los alimentos.
  • Realizar estimaciones de vida útil analizando los microorganismos que pueden provocar su deterioro.
  • Llevar a cabo un control de higiene en las instalaciones de las empresas: ambiente, superficies, operarios.
  • Efectuar rastreos en las instalaciones de las empresas a lo largo del proceso de fabricación para evitar problemas de contaminación en el producto final.
  • Asesorar sobre posibles causas de los defectos presentes en los productos.

 

En el Laboratorio de Análisis Fisicoquímico se realizan análisis desde el punto de vista bromatológico para conocer la composición del producto. Con el objetivo de poder cumplir con la legislación vigente en materia de etiquetado, se efectúa la determinación del perfil nutricional del alimento.

  • Determinación de proteína, nitrógeno, materia grasa, sólidos totales, minerales, lactosa, sal, pH, acidez de la leche, ácidos grasos libres, proteólisis en leche, acidez de la grasa y oxidación lipídica.
  • Pruebas para comprobar el tratamiento térmico sufrido por una leche.
  • Pruebas para comprobar la estabilidad de una leche.
  • Determinación de la eficacia de la limpieza por ATPmetría.