Recepción

Recepción

La leche llega en transporte refrigerado a las instalaciones. En el muelle de descarga, el camión cisterna se conecta con una manguera a la línea de recepción y la leche cruda es bombeada, de forma totalmente automatizada, a los tanques de almacenamiento.

Precediendo a la bomba de impulsión, existe un filtro que recoge las partículas más gruesas. Asimismo, la línea dispone de un desaireador donde se elimina parcialmente el aire que contiene la leche cruda y aquel que se pueda incorporar durante el proceso de trasvase.

A continuación se realiza el proceso de termización, desnatado e higienizado de la leche, que queda lista para continuar con su procesado.